domingo, 4 de mayo de 2014

HISTORIAS EN EL BUS


El transporte público de mi ciudad es único en su género (que lo digan todos los limeños que soportamos estoicamente el servicio, como para generar paciencia de santo (no turbo-santo)  o morir de stress en el intento).




Un tópico de este rubro vendría a  ser las experiencias que hemos tenido cualquier vecino al subir a uno de los buses, cousters o famosas combis (alguien podrá decirme ¿Existe alguna otra ciudad en el mundo donde se use este vehículo para transporte público?), sin mencionar al ave raris (si no hay otro ejemplar) del mototaxi (creo que es un producto MADE IN PERÚ para los que no están familiarizados con los términos de nuestra pluricultural forma de transporte, es en si una motocicleta acondicionada con una pequeño capote para llevar hasta tres pasajeros dentro).

Les comparto algunas situaciones vividas:



Subo a un bus y me siento al costado de una señorita de muy buen ver e impecable vestimenta. De pronto ella comienza a revisar su cartera luego de concluido su respectivo aderezo con polvos, labiales y aparatos para rizar las pestañas y al parecer se ha olvidado de algo, tras ello me sonríe y me comienza a preguntar  por la ruta del bus, por los paraderos y el precio de los pasajes, finalmente quiere saber mi nombre y a que me dedico, todo con una permanente mirada de interés. Al acercarse el cobrador (persona que se encarga de cobrar los pasajes dentro del bus) pago mi pasaje y el mismo me da mi boleto, mientras la mencionada hacía el ademán de buscar nuevamente en su cartera algo que ya sabía que no había traído.

-      Uyyy olvidé mi monedero en casa (mientras me lanzaba una mirada).

A esta altura el cobrador que ya nos había visto conversando y también me miraba y claro, lo dije:

-     Bueno, suele pasar, cobrate el pasaje de ella también.

Lo que se llama amor al chancho y no a los chicharrones (o jamones).


...................


Era muy tarde y seguramente tomaba uno de los últimos buses anaranjados (se caracterizan por ser lentos) que van de un extremo a otro de la ciudad y pasan por COVIDA… Me ubico  al fondo,  en un asiento  que esta pegado a la ventana,  escucho música  por el celular. Más adelante sube un tipo más o menos de mi edad y se sienta a un par de asientos del mío.

De pronto me aburro de la música y se vienen a mi mente ciertas imágenes  que acababa de ver en un película española  de alto voltaje en el último día del festival de cine, inevitablemente no soy de piedra y siento, tengo una erección.

Miro a la ventana, habría sido tal vez  porque yo  llevaba un pantalón semi-pitillo, pero:

Él : Que rica verga tienes.

Yo: Gracias (pero volteo la mirada a la ventana del bus hacia la calle).

Después de un par de minutos, veo que el tipo extiende su mano hacia mi entrepierna y…

Yo: Ya voy a bajar, me sentaré adelante.

Me siento casi al inicio del bus.

..................


Es hora punta en la ciudad, todos quieren llegar a casa. Esta vez para llegar más rápido subo a  una couster y logro ubicarme al final del vehículo, esta vez no hay asientos libres y tengo que viajar parado.

En el siguiente paradero sube un tipo con una apariencia de camionero, gordo y alto. En este caso el cobrador era alguien de poca estatura, pero al parecer no tenía un buen día y realizaba su labor de mala gana, cuando llega a nuestro seudo-camionero:

-       Pasaje señor, pague con sencillo (monedas).

-      Cóbrate por favor con un billete no tengo sencillo.

-      Con sencillo señor, ya no tengo vuelto para dar.

-      Pero si son las siete  de la noche, como no vas a poder darme vuelto.

-      ¡Si no quiere entonces baje!

-      Oye insolente, limítate a cobrar y no jodas.

-      ¡Baja el gordito, baja, baja!

 A esto el seudo-caminero ya había empujado el cobrador y el mismo increíblemente no se inmuta por el tamaño del pasajero respondiendo con un golpe de puño. De pronto ambos se trenzan y el resto de  pasajeros piden a gritos que el vehículo se detenga. El conductor para el vehículo,  pasa hacia el corredor del mismo e intenta separarlos y sin soltarse, los dos seudo-boxeadores continúan su disputa en plena calle, la sangre ya se observa en las narices y bocas de ambos, uno tiene la camisa rota y el otro perdió el zapato. Minutos después llega la policía detiene a ambos, el conductor nos comunica que no continuará el recorrido y yo siento que ya perdí el ingreso a mi reunión.


PS: La música es importante en el transporte público limeño, y no falta la rica cumbia y el frenetico reggeaton, el cover que escuchan lo oí primero en el bus y lo he bailado este fin de semana como descocido.

PSPS: Gracias por los correos, los mensajes en el facebook y las llamadas, efectivamente ya tengo nuevamente habilitado el celular, me ha sorprendido la cercanía de cada unos de ustedes en la celebración. 

PSPSPS: Quiero agradecer en especial la tarjeta virtual que me enviaron al correo ¿Quién es él o la responsable?. 








33 comentarios:

  1. María de Lima:

    Me causó mucha gracia la primera anécdota jajajaja. Sobre la segunda que te puedo decir querian levantarte jajajaja. Me gusta esa versión de la canción de Madonna.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja me parece bien que te gusta la cumbia MDL. Un beso para ti también. (¿que dirá Madonna de este cover?). Saludos.

      Eliminar
  2. Pues yo no veo ninguna tarjeta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amapola, pues la tarjeta no la puse, me fue enviada al correo personal, pero no identifico al remitente.

      Vuelve más seguido por aqui. Saludos.

      Eliminar
  3. Es más divertido viajar en tu ciudad que aquí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaja tú lo ves por el lado bueno, si vienes por aqui te envío una guia para que subas a todo tipo de transporte (de seguro seria toda una experiencia).

      Eliminar
  4. "Qué rica verga"/"Gracias": eso sí que es educación sexual, jajaja. Vaya historias, Aristio, de todos los sabores y sinsabores. Los combis los he visto por acá, pero realmente son muy raros, pero los mototaxis no los conocía. Y las músicas pachangueras suelen ser también sintonía habitual (aunque eso depende del gusto del conductor). Bueno, si yo contara..., jeje. Una vez entró una mujer de mediana edad seguida de un muchacho, el cual, nada más ojearme, vino como una flecha a sentarse a mi lado: "Mamá, yo me siento aquí atrás". Bueno, no exactamente a mi lado, sino pegadito a mí, y cada vez más y más pegado. Y pasó que unos minutos después, y unos asientos más hacia delante, una niña se empezó a marear, la madre pidió agua y se empezó a juntar gente en el corredor. Pues, en medio del alboroto, y creo yo que con la "excusa" de dejar sitio en el corredor, y haciéndose como el despistado, el muchacho dio un respingo y se me sentó encima, Aristio. Y allí me vi yo, de repente, con aquel hombre encima, con el agravante de que el vehículo tenía mala suspensión y pegaba muchos saltos. Imagínate la escena, jeje. Hasta que pasó el alboroto y pude decirle: "Ya puede sentarse en su sitio, caballero". Pero qué falta de respeto, qué descarado el muchacho, y con su madre allí al lado, jeje. Otro día tomé un bus que decía "Puerto", pensando que venía del Puerto. Pero no, iba al Puerto. Cuando pude bajarme me vi en medio de una calle de esas donde hay todo tipo de negocios carnales. Pues tuve que esperarme allí a que el bus volviera de vuelta. Al subirme me encontré con el mismo conductor, al que le dije que me había equivocado de línea, y él me contestó: "Ya me lo imaginaba, jeje". Bueno, ya me callo, jeje. Un abrazote, Aristio :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja de verdad que esa es una verdadera "educación sexual" jajajajaja of course.

      Pues si vienes a Perú parte del tours tendría que ser subirte a un mototaxi y a una combi.

      Vaya, siempre he escuchado que al finalizar las rutas de los vehículos de transporte encuentras los mercados sexuales Robert, creo que es es común.

      Como han dicho arriba, yo creo q querían ganarse contigo (el tipo que se sentó encima tuyo) jajajaja.

      Un abrazo (espero tu también cuentes tus experiencias).

      Eliminar
  5. ¡Jajajaja, la de historias que te pasan, aristio!

    Yo normalmente voy en autobús con un libro y me aislo del universo. Y si voy sin libro, tiendo a imaginarme cosas de la vida de los que van cerca. Pero, vamos, todo mucho menos interesante que esas situaciones cómicas en las que te ves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón H. en épocas universitarias yo también era de esos que llevan libros, pero ahora con el trabajo, como que aprovecho hasta para dormir unos minutos te contaré jejeje.

      Hay más historias aún :)

      Eliminar
  6. Jaja, me has hecho sonreír con esas historias.
    La señorita de buen ver, muy lista.
    Y ese tipo muy descarado, jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero, ya pasé por tu blog para leer la historia que vas narrando.

      Pues sí, la mujer fue completamente aprovechadora jajajaja.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Temo decirte que el Peru no es único en su transporte chafa, aquí también hay de esa clase si puede decirse así. Aquí también hay motos con asiento llamado "mototaxi", feo feo feo, igual los bicitaxis, son una pena. Es lo malo de pertenecer al tercer mundo.

    Cuidate y no pagues pasaje a señoritas vividoras je.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh Malque, mira que nos estamos hermando en el dolor, pero no sabía que ustedes tenían las bicitaxis, averiguare al respecto o tal vez tú nos puedas contar de que se trata.

      Toda la razón Malque, no hay que mal acostumbrar a la vividoras jajajaja.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Me imagino que tú también tendrás muchas historias que contar, a ver si te animas.

      Eliminar
  9. Jajajaja!!! las historias!! inmensidad de ellas yo creo! quiero masssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo sea para entretener al público Pancho.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Gracias por venir por aqui Marité, saludos.

      Eliminar
  11. Desde luego animación no os falta, y se puede vivir de todo en ese medio de transporte, desde ligar y "mojar el churro" aunque se tenga que pagar algún viaje, contemplar peleas, manoseos y vivir escenas de autentico cine porno. Todo un lujo: de que te quejas, jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, que falte todo menos buen humor para afrontar nuestra realidad .

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Jajaja me entretiene tu prosa es que a veces debo traducir pe`varon “Subo a un bus y me siento al costado de una señorita de muy buen ver e impecable vestimenta” osea la flaca estaba buena jajajajaja me divierten tus florituras, es creo una deformación profesional que cuando escucho hablar un abogado debo concentrarme para entender jajajaja abrazote! Creo que cada historia debió ser una entrada diferente! A mi una vez un cojo quiso agarrarme el miembro! Pero de un manazo lo deje tranquilo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Gary, los que me leen tienen que tomarse su tiempo a veces para interpretarme, es parte del estilo, de paso ejercitan la comprensión de lectura.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Lo que pasa es que los limeños no saben respetarse entre sí ni al caminar, mucho menos será al conducir. Sabias que se camina pa el lado derecho de la acera, en todos los paises (que he ido) lo hacen, pero acá se acaparan todo y no respetan.

    Pero por supuesto hay otras partes del mundo que se viaja en custer... en Venezuela por ejemplo, y eso que sus modelos son peores que las de acá. Manhattan (nueva york) a las 7 de la mañana se parece a la avenida abancay... autos que no respetan sus carriles... Si te contara lo que he visto. Y las mototaxis si no mal recuerdo viene de la India... Donde tambien el trafico es terrible.

    Hay muchas cosas que hay q mejorar en el trafico de Lima, pero para eso mejoremos nuestra manera de caminar para después hacerlo al volante.

    Saludos!

    Ps. Lo que sí no aguanto de aquí es que los carros no te den pase aún cuando estás a media pista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debes tener razón, en el caso tuyo hablas con conocimiento de causa. Ademas como sabras el transito de nuestras ciudad ha sido objeto hasta de documentales internacionales jejejeje.

      Saludos.

      Eliminar
  14. Cari... me ha encantado la rola, en general la Isla Bonita es una de mis canciones favoritas, la de Alize también me pone... Quién canta esta versión?

    Aquí tmb hay mototaxis y bicitaxis, y bueno los clásico minibuses y antes las combis, y bueno el folklore que mencionas en el transporte público es muy parecido a lo que sucede en México, y bueno, cada historia que pasa, yo tengo varias también, algunas sexys y otras escalofriasntes, y otas extrañas, como cuando me golpeo una naranja en la cabeza, que entro por una ventana luego que la rama se sacudió con el camión, extraño...jujujuju.

    Abrazos, buena crónica.

    Pd. Coincido en tu comentario sobre la peli de Obediencia Perfecta, y no me pareció que justificaras la acción, por otra parte ese tema ha creado un gran revuelo, ayer mismo en la ONU. Ojala llegue la peli al Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la canción la interpreta el grupo Bella Bella, que bien que ha gustado :)

      Pues estoy averiguando sobre las bicitaxis jejeje.

      Gracias por tu tiempo y tus palabras !!!!

      Eliminar
  15. Ohh ya me habías contado la segunda, fue lo primero que me contaste la segunda vez que nos encontramos cuando recién nos conocíamos, y para colmo luego me recomiendas ir a un karaoke que es telo a la vez! Como diría la erudita Paisana Jacinta "Seguro me quiere violarshhh!" jajaja En las cousters uff si te contara ^^ Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que contarlo Mu, tus historias son mucho más calentonas...

      Eliminar
  16. ¡Te entiendo! Si vieras el de aquí, en Monterrey...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, ya sé que parte del planeta habitas. Sólo nos queda contar las historias.

      Eliminar
  17. Celebración de qué???? DIme!!!! Y por qué no me tienes agregada al whatsapp a mí ah???? u.u

    Ay los cobradores, qué faltoso este último, cómo habrán acabado.

    Qué tipo tan horrible el mañoso este, qué se habrá creído, que puede tocar así no más, sin permiso!!!

    Beso!!!

    ResponderEliminar

Gracias por compartir !