domingo, 29 de septiembre de 2013

CONFUNDIDO



Las veces que te confunden con alguien que no eres, pueden ser situaciones que te ayudan a levantar el  autoestima (venga de quien venga of course) o te la  tiren por los  suelos, pero depende mucho de  la forma como  lo tomes y el humor que tengas,  lo importante es no olvidar que al fin y al cabo son simples y llanos  mistakes, nada por lo que hay que preocuparse ¿o si?.

*********

Había ingresado a la  universidad y una mañana de domingo, visitaba a un amigo sacerdote en su casa parroquial para contarle la noticia. Cuando llego,  toco el timbre  y a los segundos se abre la puerta y aparece el obispo….

-         Buenos días monseñor, no pensaba que usted estuviera aquí tan temprano.
-         Y a ti ¿Te han dado permiso para salir antes de lo indicado?.
-         No entiendo.
-         El rector del seminario digo.
-         Yo vengo de mi casa.
-         ¿No eres seminarista?
-         No monseñor.
-         (Cogiéndome el rostro) Pues tienes cara de seminarista hijo, hasta luego.


**********


Estaba esperando a  la Descaradamente Bella en la plaza San Martin al salir de la oficina,  caída la noche (para los que no conocen esta plaza, fuera  de ser la más bonita de Perú también es un centro de prostitución masculina), obviamente iba con traje y corbata y una sonrisa permanente, por  el pisco sour que me había tomado con la gente del trabajo,  cuando después de veinte minutos de estar parada se acerca un tipo al que no conocía para preguntarme…

-         Y tú ¿Cuánto cobras?
-         ¿Perdón?... (pero sin dejar de sonreir)
-         Veo que desde hace rato estas parado buscando,  pero me pareces distinto a los  otros, estas muy lindo y elegante.
-         Lo siento, pero hoy no trabajo, es mi día libre.
-         Yo lo siento más,  me hubiera gustado llevarte.
-         Otro día será,  ya viene la persona a la que espero. Adiós.

Le conté lo sucedido a la Descaradamente Bella y en el colmo dice: fácil que sacabas para irnos a comer pastas al San Ceferino y te quedaba algo para la disco.


************


Fui a la cárcel a visitar a un amigo. Como después de haber tomado abundante agua tenía un llamado de la naturaleza que atender, le pedi a mi amigo prestarme su baño y como estaba malogrado me dirigí al baño de los internos al final del campo de futbol. Al entrar ya estaba saliendo un señor y me dirigí al urinario a hacer lo que todo el mundo hace cuando…

-         ¿No te acuerdas de mí?
-         ¿Por qué  debería acordarme?
-         Tú nos proveías la merca (droga) al Taita y a mi.
-         Así ¿Y alguna vez salió malo el producto?
-         No nunca, por eso me da gusto verte ¿No tendrás por allí alguito?
-         No, ya cambié de giro el negocio, ahora vendo desintoxicantes ¿Te apetece?
-         ¿?


************


Estábamos a punto de besarnos (nos acabamos de conocer) cuando me detiene y me dice:

-         No puedo…
-         ¿Qué pasó?
-         Es que… creo que el problema eres tú…
-         Pero si nos estamos conociendo…
-         Te pareces demasiado a mi ex y no lo soporto, detesto a mi ex.


Y a ustedes ¿No los han confundido?.






34 comentarios:

  1. Son pocas veces que me han confundido, pero si recuerdo una ocasión que una chica me hablaba y me hablaba de la nada y yo intentaba recordar de donde la conocía, y nada no recordaba, hasta que un día me la vuelvo a cruzar y me dice: Hola Marco. jajajaja.

    ResponderEliminar
  2. Jajajjaa, veo que improvisas bien.

    Alguna vez me han confundido y les he seguido el cuento para divertirme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te cuento que es lo primero que aprendí en los talleres de teatro, que dicho sea de paso sirve para tooooooda la vida, incluso a veces más que la misma profesión, me imagino que tu tambien eres buen improvisador para seguir el juego.

      Saludos.

      Eliminar
  3. A mi muchas veces, no se si tendré una cara muy vulgar o lo que es, pero me pasa muy a menudo. Tendré que tomármelo con filosofía, ja ja ja. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto lobezna, con cosas que a la larga y en la practica no nos ayudan a vivir materialmente, nomas no se lo digas a los filosofos.

      Eliminar
  4. ¡Salvada! No me han confundido nunca jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malque, esque tú eres irrepetible pues e irremplazable :)

      Eliminar
  5. Caramba, qué historias, jeje. Pero qué pillo, encima les sigues el juego, jeje. Pues sí que me han confundido muchas veces, aunque la mayor parte de las veces ha sido con familiares cercanos; pero, claro, el parecido obvio. A propósito de tu primera historia, me pasó también cuando estaba en la Universidad que fui a hacer un curso al que también asistían seminaristas. Y, en los momentos de descanso, la gente que entraba y salía me preguntaba sobre cosas del seminario y el clero, a lo que respondía que yo no era del seminario. Y alguno ponía cara de extrañado mientras decía: "¿De verdad que no?". Ya ves, Aristio, me confundían también con uno de ellos, jeje. Otro día, mientras bajaba del autobús, de repente una mujer me abrazó por detrás y empezó a toquetearme todo,... ¡todo!, y a decirme cochinadas. Hasta que volteé la cara asombrado, y ella se dio cuenta entonces de la confusión. Simplemente le dije: "No importa, señora, no pasa nada", pero ella ni pudo decir nada de la vergüenza, jeje. Otra vez acompañé a mi madre a una tienda de telas. Recuerdo perfectamente que fui vestido con camisa verde y pantalón azul, sin saber la que me esperaba. Y justamente allí los empleados tenían por uniforme..., sí: ¡camisa verde y pantalón azul!. Ya te puedes imaginar, Aristio, que, mientras esperaba a mi madre, todo los clientes me preguntaban cuánto valía esto, o dónde estaba aquello otro. Fue infernal, jajaja. Bueno, y ya paro, jeje. Hoy sí que no conocía la canción, pero me gusta. El estilo "country" me resulta alegre y sereno a la vez, me sube el ánimo. Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pues fácil que un día de estos nos ensotanamos, nos ponemos capelos y salimos a la calle como mienbros de la Congregación Del Buen Ánimo...

      Oie la señora que gano contigo jajajaja, menos mal que veo que tú tambien te tomas las cosas con humor, eso esta bien.

      Alguna vez me pasó en un centro comercial cuando lleve traje y cobarte casi casi del mismo color de los uniformes de los de seguridad... un completo desastre.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Lo bueno es que fuera de decir "no, se ha confundido de persona" les sigues la corriente jaja cosa que yo no haría.

    Muy buenas tus anécdotas, a mí felizmente no me han confundido.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre intento mantener el buen humor... Saludos Edch.

      Eliminar
  7. Hola Jova, pues en la primera confusión con un seminarista, en la segunda con un prostituto (no se si existira esa palabra), en la tercera con un delincuente y en la cuarta con un ex novio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Jajajaj y yo que soy un mal pensado! Yo creo que el obispo te vio con cara de hambre! Jajaajaja (quizás me equivoque)
    A mi me paso algo parecido, estaba comiéndome una butifarra en el parque kenedy sentado en una banca y se acerco un pata y me pregunto estas solo? Cobras por hora o por noche? Yo lo quede mirando , agarre mi butifarra y me fui a la banca del frente!
    Eso que paso en el baño es peligroso!! Te pudiste meter en problemas por pendeivis!!!
    Jajaja que feo lo ultimo! A mi no me han confundido, pero en una fiesta nos enteramos que mi primo era el vivo retrato de un tio lejano, ella insistia y nos invito a almorzar y cuando vimos la foto, efectivamente mi primo era igualito a ese tio lejano, esa foto en sepia era igualito a el, incluso la barba la usaban igualito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Gary tu si tienes una mente cochambrosa jajajaja

      Bueno si te paso algo parecido, yo que tu si me indignaba si osaban interrumpir la degustación de la butifarra (pero Gary ¿como la habras estado comiendo que se te acercaron ?jajajajaja). Pero si atracabas me imagino que por la zona cobrabras mas jajaja.

      Saludos.

      Eliminar
  9. XD, jaja, que historias, ahh y lo mejor es que le sigues! que mente tan rapida. Yo kuego quiero continuar el juego pero nunca me sale, saco de inmediato la cara de, no soy yo.
    Y si, tambien suelen confundirme mucho. Generalmente las maestras de mi hija, no sé, al parecer soy el padre de unos12 niños distintos XDD. oiga, señor guitierrez, no se olvide los mapas de alfonsitoo eh, lo espero el martes...y asi. ajaja
    Igual me han pregutnado cuanto cobro y todo ejejje, pero nunca me han dicho por elegante...'por que será? jaaaaa.
    en fin, te mando saludoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osea tu eres Francisco Gutierrez :) mira que ya sabemos más de tí.

      Y las misses te han tirado más hijos Ohhhh eso si esta para ver porque jajajaja.

      Pues para el trabajo mas antiguo del mundo no sabria como cobrar jajaja.

      Saludos.

      Eliminar
  10. No puede ser que no te haya leído hace tantos días!!!
    No me lo permito!

    Tus historias atrapan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que bien que lo que voy contando sea de tu agrado. Gracias por venir. Saludos.

      Eliminar
  11. Jo, muy buenas las anécdotas, y saliste bien de ellas y con humor.

    Es lo que dices, según el ánimo del día uno se toma a bien o mal esas confusiones. A mí me pasa a veces que me confunden con un cantante famoso, en general me lo tomo a risa, pero otras tengo ganas de decirles: "¡¡pero fíjense bien!!, ¿no ven que yo soy más guapo que él?" :D

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Ximo, pues esperaremos una fotografia tuya para hacer la comparación jajaja. Creo que hay que intentar tomar las cosas con buen sentido del humor, si no son trascendentes no hay que darle mucha importancia, pero como bien dices, depende tambien con que animos estemos. Saludos.

      Eliminar
  12. Yo me senté en la plaza San Martín un día y nadie se me acercó, creo que soy recontra macho a primera vista jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que les diste miedo Maxwell... Saludos.

      Eliminar
  13. Jajajaja, tienes cara de seminarista! Bueno, hace un par de años mi hija menos, tenía dos años y mucho, me confundió con una tía que no pesaba menos de 200 kilos, casi me da! Jo, yo estaba subida de peso, pero no así pues! También Ale era bajita y sólo vio que la chica llevaba jeans como yo, ella sin mirar más arriba, se le abrazó a las piernas y apenas llegaba arriba de sus rodillas, la tía quería avanzar y Ale no la dejaba. Cuando me di cuenta la llamé y ella al verme a mí al otro lado del pasillo, miró hacia arriba lentamente, jajaja, y al ver que era una extraña la soltó abruptamente y corrió hacia mí gritando y llorando asustada, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja bueno Mina tambien era bien chiquita tu beba, pero no menos de 200 kl tendria que verse eh.

      Saludos.

      Eliminar
  14. Jajajajajjaja de seminarista a distribuidor de drogas jajajaja

    A mí alguna vez uno que otro gilero (habrán sido 2 o 3 a lo mucho) se me acercó con el floro de "disculpa, creo que te conozco, no eres la prima-amiga de fulanit@?" pppffff MÁS IMAGINACIÓN POR FAVOR!!! jajajaja

    Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hubiera querido que haya uniformidad en las confusiones pero ves que son completamente contrarias, eso si es lo que me preocupa, pero tal vez sea la forma como te viste en la situacion tambien

      Pues esa es la tipica frase si le quieres entrar a alguien jajajaja.. Gracias por venir.

      Eliminar
  15. Buenas historias.. A mí una vez cuando era chiquita me sucedió que en una Iglesia (estaba con mi abuela pero ella estaba más atrás que yo), se me acerca un señor de buen aspecto y me dice "disculpá, pero a vos nunca te mordió un perro?", yo me asusté (tendría 8 años), se aleja y al ratito vuelve y me dice.. "estás segura que a vos nunca te mordió un perro?" y se volvió a alejar pero sin dejar de observarme, como si hubiera presenciado aquella mordida en la que yo era la protagonista. Luego de la segunda vez ma acerqué a mi abuela y le comenté, ella me tomó de la mano y nos alejamos juntas..
    Siempre recuerdo este episodio, y me pregunto con quién me habrá confundido aquel hombre... Saludos! Sigo por aquí..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues que rara la actitud del señor ese que cuentas ¿con quién te habra confundido? jajaja. Gracias por venir por aqui, saludos.

      Eliminar
  16. pues no sé, no lo recuerdo. será que normalmente soy yo la que ando confundida.

    un saludo

    (está bien tu forma de escribir sin estorbos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaa osea eres tu la que confunde, suele pasar. Gracias por la visita.

      Eliminar

Gracias por compartir !