domingo, 15 de junio de 2014

A TI QUE ERES PADRE


En alguna otra ocasión y a hemos dicho que el arte  nos conmueve, es decir nos mueve, nos lleva a ubicarnos. Y si  hay una pintura que expresa de manera alegórica la belleza y grandeza  de la misericordia es El Regreso del Hijo Pródigo, un óleo de Rembrandt.



A simple viste podría parecernos una pintura no muy llamativa y oscura, pero debemos saberla apreciar en su composición y detalles para hacer nuestra la intención del autor de la famosa parábola que da origen al tema y también la del pintor.

Como han dicho otros, el verdadero nombre de la parábola no tendría que ser el que conocemos,  sino: La parábola del padre misericordioso, quien es el personaje principal de la historia y no el hijo con quien todos nos identificamos.

No hay duda que el perdón del padre sobrepasa todo agravio que nos podamos imaginar. Para los judíos que un hijo pida a su padre un anticipo de herencia como lo pidió el hijo pródigo es una ofensa  sin nombre, en otras palabras,  decir “Padre, quiero que me des la herencia que me corresponde” equivale a decir “Padre, quiero que te mueras” (podría ser más o menos un modismo, y de esos en la biblia hay muchos, por eso me sorprende que haya gente que se atreve a opinar sobre la forma como son narradas las cosas en la biblia sin conocer el contexto cultural en el que fueron  escritas y desde el cual deben de ser interpretadas, es que  la ignorancia siempre será atrevida). Ante ello,  correspondía abofetear al hijo y echarlo de casa, pero el padre de la historia accede a la petición de hijo y este vende la parte de su herencia (acción que también se encontraba prohibido en la ley) para luego gastarla en una vida disoluta y cuando ya no tiene nada, decide regresar a casa de su padre, quien ya lo ha perdonado…cuántas veces se repite esta historia!!!!!

Debo reconocer que la primera vez que observé una lámina con la pintura me abstraje del mundo. La figura central es pues el  padre anciano, para representarnos que lo importante no somos nosotros con nuestros errores sino la consciencia que debemos tener para superarlos y buscar la reconciliación. Si se fijan en los ojos del padre, es casi ciego ¿Se imaginan el esfuerzo que debió hacer  todos los días para salir al camino e intentando observar, esperar el retorno del hijo? Sus manos se apresuran en coger a su hijo, y si miramos con detenimiento veremos que la mano izquierda es fuerte y con dedos separados, es una mano de varón, a diferencia de la mano izquierda que es fina y con dedos juntos, es de mujer, tal vez para representarnos que El Padre es padre pero con corazón de madre. La ropa del padre, una capa, se extiende queriendo cubrir al hijo, en alusión tal vez a esa gallina en cuyas alas se acunan sus polluelos.




Pero más que observar es un cuadro para practicar, para ser un poco de todos los personajes.

Y todos tenemos nuestra historia con nuestro padre y estoy seguro que no todos tendrán una buena (como tampoco la tienen todos con la de la madre). Pero en el caso mío, debo agradecer por tener el padre que tengo, que no es amigo,  no es compañero,  no es cómplice, es verdadero padre con todo el peso que tiene cada letra, sílaba y toda la palabra. A quien debo pedir perdón de tantas cosas. Pero sé,  que solo  su corazón de padre ya ha perdonado antes de escuchar que perdone.

Papá, hoy día añoraba un poco de tu mágica bicicleta, lo más cercano que he tenido al Clavileño (sí, de niño siempre me fascino el caballo de madera de  Quijote), de tus  increíbles cuentos que nos narrabas  antes de dormir (debería compartirlos con mis lectores creo), de tus manos que podían arreglarlo  todo, hasta la antorcha que quemé  un día antes del nocturno  paseo de antorchas y que me acompañaste a reparar toda una noche, de tu risa que llena toda la casa y que hace eclosionar la risa en cualquier momento de límite seriedad. Y aunque yo ya voy tomando mi propio camino, que bello es regresar  y ver que mamá y tú están allí, con la comida y el mantel, por supuesto. 






32 comentarios:

  1. Lo oscuro de ésta es lo que la hace llamativa. Una imagen extraordinaria representando una de las parábolas erróneamente interpretadas/aplicadas del Nazareno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pintura extraordinaria, de muchísimo simbolismo. Sí, el gran personaje de la parabola es definitivamente el padre.

      Eliminar
    2. Sí, el único consistente. No infalible ni mucho menos, pero consistente. De los hijos, ni hablar. La parábola siempre me ha parecido más para mostrar lo incompletos en instrucción y valores que los hijos llegan a estar si son desatendidos o no hay equilibrio en casa; eso, mas que el mensaje que todos quieren ver sobre el perdón.

      Eliminar
    3. El mensaje siempre tiene que estar contextualizado me parece, para no desvirtuar la intención de quien lo emite. Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Tanto misterio encerrado en una pintura que uno no ve hasta que alguien mas le devela ese misterio.


    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínate Mal, me gusto mucho el cuadro y comencé a investigar sobre el mismo, inclusive lei algo de un libro sobre el mismo que se llama "Reflexiones ante un Cuadro".

      Un beso.

      Eliminar
  3. Que hermoso simbolismo esconde la pinturA! El post es muy hermoso. Nosotros los que somos papas sabemos bien lo que es ese sentimiento :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pancho !!!!! no te saludé por el día del padre (bueno por el día de la madre si) igual te mando un fuerte abrazo, eres un buen padre, único en su género.

      Eliminar
  4. Uy pero si se pasan diciendo que la biblia es la palabra viva, el verbo! que regirá por siempre jajajaja así que bueno, la excusa es siempre debe “interpretarse” que lo que dice no es lo que dice sino otra cosa. Pero bueno al punto, la pintura es hermosa y el motivo que la origina también! Que es amor del bueno, Pero como antivalor me gustaría comparar esta del padre misericordioso con la de Abraham , que resignado decide ofrecer a su único hijo en sacrificio, esa historia si me da pena y me hace reflexionar sobre muchas cosas.

    Pero en fin! abrazo para ti!!!!! uno grandote!!!! y pa' todos los papas que leen tu blog!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Gary, tremenda palabra que utilizas: Verbo o LOGOS en griego, si mal no recuerdo tiene muchisimos significados esa palabra (mira cualquier diccionario de filosofia), me imagino que conocerás siquiera algunos de ellos para comentar al respecto.

      Ya he dicho que las cosas se juzgan desde un tiempo y espacio, de lo contrario no estas actuando con justicia porque juzgas desde tu propia realidad y condición.

      Un abrazo más grande para ti también :)

      Eliminar
  5. Qué hermosura de cuadro, Aristio. Y ciertamente esa lectura que nos haces nos permite contemplarlo de otra manera. Me encanta. Sin duda es un buen reflejo de la imagen arquetípica del padre. En mi primer empleo trabajé con niños a los que yo apenas les llevaba 15 años de diferencia de edad. Me sentía inseguro en el trato con ellos, o eso pensaba yo. Pero, pasado un tiempo, algunos, sin darse cuenta, al dirigirse a mí me llamaban "papá". En su inconsciente, quizás, me identificaron con ese arquetipo, y eso para mí fue todo un descubrimiento, porque apenas tenía noción de la figura paterna, y porque me produjo una sensación indescriptible, a mí, que nunca me había imaginado como un padre, y, sin embargo, ellos me identificaban como tal. La música bellísima, una vez más volvemos a coincidir en los gustos musicales, jeje, incluso yo también la usé una vez para ilustrar un post sobre el silencio.Preciosa entrada. Un abrazote, Aristio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Robert, me parece que es la vida que te regala esos sentimientos, asi que se agradecido con ella y disfrutalos al maximo.

      El sonido del silencio es un bello tema. Un abrazo fuerte para ti también.

      PS: Tienes que contarnos esa experiencia con los niños, uno cuidando al otro jajajaja.

      Eliminar
  6. Me ha gustado todo del post, el cuadro, tu explicación y claro lo importante de ser padre y de ser hijo.

    En constelaciones familiares se ve por ejemplo que el éxitop, el progreso o la abundancia de una familia radica en la relación que se ha tenido con el padre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gusto el post Alvarito.

      ¿Constelaciones familiares? ese término es nuevo para mí, nos explicas please :)

      Eliminar
  7. Muchas pinturas tienen vida propia, lo que se necesita es entenderlas.

    Abrazo aristio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Rafa, gracias por venir, un abrazo.

      Eliminar
  8. María de Lima:

    Desconocia el significado del cuadro, pero me parece como díces, que la figura del padre es la que acapara la atención y es el pesonaje más importante. Es q tambien hay padres que son como madres para sus hijos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como por ejemplo nuestro querido amigo Pancho, cuyo blog tienes que leer. Saludos.

      Eliminar
  9. Que bien lo has explicado.
    Yo necesito que alguien me interprete las pinturas porque soy un desastre.

    Me ha emocionado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir estimado Toribio, un abrazo.

      Eliminar
  10. Las pinturas guardan muchos misterios, siempre aprendo varias cosas contigo Aristio, eres un maestrito ^^ me gustó mucho lo leído, pero me quedo con la parte final, tu propia experiencia del cariño recibido. Serías un padre genial, estricto, celoso, con regla en mano jajaja pero muy cariñoso. Saludos a tu papito aunque sea ya algo tarde :)

    ResponderEliminar
  11. Mu !!!!!!!!!!!!!!! me sorprende como me vas conociendo, claro que si soy padre seria recontra celoso, de prohibir muchas cosas, pero al mismo tiempo cariñoso jajajaja.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tu visita y comentario.
    Uno de los pasajes más hermosos del evangelio, es la exposición que nos hace Jesús sobre el hijo pródigo y la gran reflexión a tener muy en cuenta sobre la misericordia de Dios y la gran comprensión que tiene hacia nuestros fallos. Por desgracia, este pasaje evangélico está muy vigente en estos tiempos que corren, en donde la soberbia y prepotencia ciegan al ignorante hijo pródigo con tantas quimeras que nos hunden en la desesperanza, la angustia y el miedo que coartan nuestra libertad para saber discernir quienes somos, por qué estamos y hacia donde vamos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la actualidad de la parábola es siempre vigente, gracias por venir, vuelve siempre.

      Eliminar
  13. Una entrada que me ha gustado mucho. Debo reconocer que la pintura esta nunca la había visto. Siempre se aprenden cosas nuevas. Gracias. Un abrazoooo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir por aqui Lobezna, que tengas una buena semana.

      Eliminar
  14. Es que Rembrandt era un auténtico genio, este año en la Feria del Libro ví un libro suyo gigantesco pero al final no lo compré. Debería haberlo hecho...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser un libro magnifico, generalmente los libros sobre pintura con ilustraciones son un placer para la vista.

      Que bueno verte de nuevo por aqui, mi estimado.

      Eliminar
  15. Tengo la suerte de tener un padre que era mitad padre, mitad madre. No por falta de mamá, sino porque tenía características muy maternales. Esa parábola siempre me gustó, te recuerda que hagas lo que hagas, siempre estarán tu papá y tu mamá a tu lado. Aunque en el mundo real no todas las historias sean iguales para todos.

    Me gustó mucho tu post.

    Beso!

    ResponderEliminar
  16. Hola Mina, pues bien por ti por tener ese padre, lo debes querer mucho, un abrazo para ti y no te olvides de venir por aqui :)

    ResponderEliminar

Gracias por compartir !