sábado, 11 de octubre de 2014

NOTICIA DE GOZO Y ESPERANZA


Las buenas noticias hay que compartirlas, pero también detenernos a  reflexionar sobre su significado (obvio que no todo en el mundo es  crisis económica,  ébola (con sacrificio de canes incluidos), elecciones deprimentes  y también  tragedias personales of course).

Esta mañana  otoñal cumplía mi tradición  de octubre de informarme mediante la versión digital de El País sobre la entrega anual de los premios Nobel (sí, de esos premios que sin exagerar están venidos a menos estos últimos años… y no diré más porque saben a que me refiero) y mejor sorpresa no podía esperarme.  Pues bien, este año el  Nobel de la Paz fue otorgada a una muchacha musulmana (¡¡¡¡¡¡¡¡¡ tiene 17 años la premiada. Yo a esa edad estaba pensando que hacer con mi vida!!!!!!) a la que muchos de ustedes ya la conocen, la paquistaní MALALA YOUSAFZAI y al hindú KAILASH SATYARTHI, ambos fueron premiados según anunció el comité por: "por su lucha contra la opresión de los niños y los jóvenes y por el derecho de todos los niños a la educación".  

En el caso de KAILASH SATYARTHI, se trata de un  ingeniero informático de profesión, que desde hace más de veinte años y luego de dejar su trabajo, fundo la institución Global March, la misma que  ya habría logrado la liberación de más de  80 000 niños y niñas que viven esclavizados muchas veces bajo el ropaje de normas legales.


Pero el caso que más nos ha conmocionado es el de MALALA YOUSAFZAI.



Malala nacío en Míngora, Pakistán en 1997. Comenzó a adquirir notoriedad cuando escribía en su blog  denominado  Diary of a Pakistani schoolgirl  (sí, ella tuvo un blog como tú y yo los tenemos) en un espacio de la BBC NEWS,  utilizando para ello el seudónimo de Gul Makai. En aquel blog hablaba de su vida el valle del río Swat, así como sobre la vida de  mujeres y niñas  de su comunidad. De manera especial, dio a conocer al mundo las acciones de los Talibanes  sobre la población y la forma particular que tenían los mismos de prohibir y castigar la asistencia de las niñas a las escuelas. La respuesta de Malala fue  presentar argumentos desde su blog primero a favor de la continuación del derecho de las niñas de seguir acudiendo a clases. Luego, cuando ya no podía identificarse con su seudónimo, comenzó a acudir a la radio y la televisión para denunciar los abusos que se cometían en su comunidad, en especial contra las mujeres y los niños, muchos de ellos sus familiares, amigos y amigos, conocidos.

Pero la contraofensiva de los  intolerantes no se hizo esperar y ocurrió lo que se temía, un hecho de terror. El 9 de octubre del  2012, fue víctima de un atentado por un miliciano vinculado al grupo terrorista  de los Talibanes, el cual le disparó en repetidas ocasiones,  impactándole varias balas  en el cráneo y cuello, en el autobús que usaba al dirigirse a la escuela, motivo por el cual permaneció varios meses en el hospital. El portavoz del grupo terrorista mencionado,  afirmó que intentarán matarla de nuevo.

¿Qué nos dice esta chiquilla?  Podemos acercarnos a ella  a través de la entrevista que hace algunos años un periodista de El Pais le hiciera. Cuando después del atentado, debió elegir entre volver a  una “vida normal” o continuar con su lucha, ella decantándose por lo segundo dice:  

“Es que esto ya es mi vida, no es sólo una parte de ella. No puedo abandonar. Cuando veo a la gente de Siria, que están desamparados, algunos viviendo en Egipto, otros en el Líbano; cuando veo a toda la gente de Paquistán que está sufriendo el terrorismo, entonces no puedo dejar de pensar, “Malala, ¿por qué esperas a que otro se haga cargo? ¿Por qué no lo haces tú, por qué no hablas tú a favor de sus derechos y de los tuyos?” Yo empecé mi lucha a los diez años”.

Al referirse a su cultura, ella no reniega de la misma, ni mucho menos de su fe, pues sabe que debe ser vivida en armonía:

“Amo a Dios porque me ha protegido, y creo que me va a preguntar el día del juicio, “Malala, veías el sufrimiento de la gente en Swat, veías cómo sufrían las niñas, que masacraban a las mujeres, que asesinaban a tantos policías. ¿Qué has hecho tú para defender sus derechos?” Sentí que era mi deber clamar por los derechos de las niñas, por los míos, por el derecho de asistir a la escuela, y lo hago en nombre del Dios por el que los talibanes me tirotearon”  En el discurso que dio ante la Asamblea de la ONU dirá: “Ni siquiera odio al talibán que me disparó. Incluso si tuviera un arma en la mano y se pusiera delante de mí. Yo no le dispararía. Esta es la compasión que he aprendido de Mahoma -el profeta de la misericordia, Jesucristo y Buda. Este es el legado de los cambios que he heredado de Martin Luther King, Nelson Mandela y Muhammad Ali Jinnah. Esta es la filosofía de la no violencia que he aprendido de Gandhi, Bacha Khan y la Madre Teresa. Y este es el perdón que he aprendido de mi madre y mi padre. Esto es lo que mi alma me dice, ser pacífica y amar a cada uno”.

Y me parece que no se equivoca al decir que la auténtica  educación es la  clave para derrotar muchos de los problemas de nuestras sociedades, siendo tal vez el más importante la división de las mismas.

“Para lograr ese objetivo tengo que conseguir poder, y el verdadero poder consiste en la educación y el conocimiento. Además nos hace falta un escudo, que es la unidad del pueblo. Cuando la gente me acompañe, cuando los padres de las niñas me acompañen, cuando estemos juntos, me apoyarán con su voz, con su acción, con su compasión. Cuando nos apoyemos los unos a los otros, cuando nos eduquemos, cuando logremos ese poder, podremos con todo. Y entonces volveré a Paquistán”.

Hoy pues, nos alegramos de ese “reconocimiento” a esta musulmana y este hindú, uno más desconocido que  la otra, pero con la misma grandeza   humana de donarse al prójimo. De responder con palabras y acciones a los sufrimientos de  los niños y niñas que los rodean. De comprometerse y ser fieles a sus convicciones, he hacernos sonreír con la emoción de saber que por encima de todo el mundo esta grávido de esperanza, la cual comienza como en el caso de Malala en un… blog.

PS: La entrevista completa de el diario El País la pueden visualizar en http://elpais.com/elpais/2013/10/12/eps/1381613349_778121.html

23 comentarios:

  1. Lo extraño de Malala no es que le hayan dado el Nobel ahora sino que no se lo hubieran dado antes. Menuda historia y menudo ejemplo de chica.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Xtian, no seamos mal pensado y creamos que existe en el mundo mucha gente y por eso al comite se le hizo complicado elegir.

      Y efectivamente un tremendo ejemplo. Abrazos.

      Eliminar
  2. Pue sí, una buena noticia que haya gente así y, de paso, que el Nobel de la Paz se vuelva a conceder sin polémicas. Impresionante lo de Malala. Del otro hombrecillo, sé poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues despues que el premio de dío a nuestro Emperador del Norte, como que ya no creía en ese premio, pero se han reivindicado H.

      Saludos para ti estimado.

      Eliminar
  3. tras las feas noticias en mi terruno de matanzas de mucha maldad, es bueno saber estas noticias esperanzadoras de gente ejemplar. Vaya, yo a los 17 estaba totalmente perdido, bravo por la niña y por el señor! grandes ejemplos!

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena lo que sucedio Pancho. De verdad una tragedia.

      Es la primera vez que se entrega un Nobel a una persona tan joven, de verdad que este año ese premio es muy singular. Abrazos.

      Eliminar
  4. Bien por ellos, el mundo necesita personas así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Vero, saludos tambien para ti. Abrazos.

      Eliminar
  5. María de Lima:

    Esta vez se reivindicaron. Pero no me recordaba de ninguno de ellos. Excelente noticia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Maria de Lima y gracias por venir.

      Eliminar
  6. Bien por los dos.
    Muy bien.
    Especialmente el de ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Ejemplos así es lo que le hace falta a este mundo en el que vivimos, y debemos airear mucho mas todo lo que está pasando . Lo de la joven es admirable y no deja de sorprenderme, lo del el hombre igualmente.
    Gracias Aristo por traer esta entrada a tu blog, así nos enteramos mejor.
    Besos.
    Puri

    ResponderEliminar
  8. Me alegro muchísimo por el premio para Malala. Y me asombra la madurez que tiene para su edad, y esa claridad de visión sobre el origen de los problemas y las soluciones. A veces los viejos deberían aprender de las lecciones que les dan lo más jóvenes. Un abrazote, Aristio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Robert, esta niña no es como las demas que a su edad piensan en cosas mas comunes y silvestres.

      Y los jovenes tambien enseñan of course.

      Eliminar
    2. Si Robert, esta niña no es como las demas que a su edad piensan en cosas mas comunes y silvestres.

      Y los jovenes tambien enseñan of course.

      Eliminar
  9. De estas noticias se tenían que dar muchas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala sea asi Rafa. Saludos y cuida a los pavos eh jajajajaja.

      Eliminar
  10. Mijo pues me da alegría Malala y que entre tanta cosa fea haya Luz y Esperanza.

    Ah y si, si pongo altar de muertos o participo en alguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que las cosas por México también se vayan mejorando.

      PS: queremos fotos de tu altar Alvarito.

      Eliminar

Gracias por compartir !